Félix Layme: Elisiones vocálicas aymaras

!!

En cuanto a la recuperación y desarrollo de la lengua aymara se han dado dos pasos importantes: la adopción de un alfabeto consensuado en 1983, y la sistematización de la escritura en 1990, bajo claros parámetros de normalización y estandarización. En este último aspecto, el lingüista Juan Carvajal ha trabajado con mucho criterio sobre la elisión vocálica, esto es cuando se gana o se pierde una vocal en la construcción de palabras u oraciones.1

Félix Layme Pairumani

Félix Layme, Catedrático de aymara en la UCB

En aymara hay dos tipos de elisiones: las condicionadas al interior de la palabra, que afectan a la vocal de la raíz, y las que se encuentran en las vocales finales de las últimas palabras de la oración. Las primeras afectan a las vocales empleadas en el interior de los sustantivos o verbos; puede ser por accidente o derivación. Mientras que las segundas no son más que “ensordecimiento” de las vocales que a su vez son perceptibles. Especialistas como Cerrón y Briggs han tratado este tema, y es por demás conocido que algunas vocales finales por su falta de sonoridad se suprimen o se recuperan.

Hay que dejar en claro que en algunas lenguas no se escribe de la misma forma como se habla, y por tanto, la recuperación de la vocal, en especial cuando está al final de la palabra, no se refiere a la forma oral sino escrita. En todo caso, el estilo de hablar y escribir con elisiones vocálicas en el aymara es una imitación del castellano; en cambio, si se añade la vocal final se pronuncia mejor; esa fue con seguridad la forma respetuosa de hablar ese idioma.

Aunque yo ya estoy de acuerdo con la forma de escribir que al final propone este artículo, sí me parece inexacto e injustificado acusar a la elisión de vocales de ser producto de la influencia del castellano. No es cierto y se puede demostrar por la vía del contraejemplo, ya que el castellano se escribe siguiendo esa “estructura profunda” a la que se refiere Layme más abajo. Si no fuera así no podríamos explicar por qué motivo se escribe, por ejemplo, <pintado> en vez de <pintao> o <harto> en vez de <arto> que no tendrían justificación atendiendo unicamente al nivel hablado pero reflejan perfectamente la mencionada estructura profunda. Por otro lado, pienso que es difícil sostener que el aymara copia sus elisiones del castellano simplemente porque la elisión sistemática es una característica distintiva no solamente del aymara como lengua, sino de la familia a la que pertenece, con reglas de elisión notablemente complejas en el idioma hermano jaqaru, estando todo ello ausente en el español.

Comentario de A. Condori (...)

Las bases para la recuperación vocálica son:

1.) El sistema de escritura frente a los niveles de análisis fonético y fonémico. El uno es la transcripción minuciosa de un sonido, con todas sus variaciones, es divisible. Este es más adecuado para los especialistas, porque el resto pasa por alto estas variaciones del sonido. Al fonémico le interesa si las diferencias de los sonidos valen o no. Aquí interesa la distinción de significado y la función que cumple un sonido, conjunción indivisible. A éste le interesa la comunicación.

El aymara sólo se puede escribir a partir del análisis fonémico, porque si se escribiera tal como se habla sería un desastre; con las transcripciones, degenerarían las vocales y luego las consonantes. Para un especialista es una vergüenza confundir la transcripción con la escritura fonológica. Cuando se dice: “hay que escribir el aymara así como hablamos”, se piensa que entre lengua oral y escrita hay una total coincidencia fonológica y simbólica, lo que no es verdad.

2.) Hay una estructura profunda y superficial en la escritura sistemática, eso se entiende cuando se lee a Noam Chomsky. Es la relación entre el sonido y el sentido. La forma oral es consecuencia de la estructura superficial de la lengua, y siempre origina situaciones confusas. Por otro lado, la forma escrita es resultado de la estructura profunda, y siempre es exacta. Esta es la razón de por qué hay que escribir el aymara en esta segunda opción; por eso se debe escribir con la vocal final, de forma coherente con la estructura de la palabra. Cuando se ven los vocablos en un diccionario, siempre terminan en vocal, incluso en los sufijos. La otra forma escrita del aymara con elisión vocálica la inició Helen Ross en 1953.

Publicado en gramática aymara | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Un instituto qichwa dirigido a los qichwas

!!

Amsterdam es probablemente uno de los lugares más multiculturales del mundo y es también la ciudad donde vivo (enero 2014). En ella viven  personas turcas, personas árabes, personas bereberes (que son los indígenas del norte de África, cuya lengua está muy dialectalizada y en eso se parece al qichwa) Sigue leyendo

Publicado en general | Etiquetado | Deja un comentario

Rayen Ko: Desfolclorizando otra lengua americana

2

Omikéyu (2008) ¿les suena este nombre? No, a mi tampoco me sonaba pero agradezco que me hayan descubierto el trabajo de esta banda chilena1 que, bajo la premisa de sonidos electrónicos y experimentales, igual le acierta a interpretar letras en mapudungun Sigue leyendo

Publicado en actitudes | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Crímenes ortográficos (1)

3

Esta película de horror podría tener este título: “¿Para qué respetar las reglas de la ortografía aymara oficial si, de frente, puedes no respetarlas?”. Sigue leyendo

Publicado en actitudes | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

Una Declaración de Independencia en aymara

2

Congreso de Tucumán, 1816Los Estados Unidos, después de haber sido una colonia de Gran Bretaña, obtuvieron el reconocimiento como país soberano en 1783. Este proceso independentista produjo de forma innovadora algunos textos políticos representativos como la Declaración de Independencia o la Constitución Sigue leyendo

Publicado en traducción | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Esto explica muchas cosas

!!

Seguro que se acuerdan de esa película algo antigua titulada en español El Tiempo en sus Manos (The Time Machine, 1960) basada en la novela de H.G. Wells La Máquina del Tiempo. Sigue leyendo

Publicado en actitudes | Etiquetado , | Deja un comentario

Zulma Yugar – Quli Panqarita

21

Zulma Yugar fue últimamente convertida en cabeza del Ministerio de Culturas de Bolivia por el gobierno de Evo Morales. Para los que no la conocen, la actual ministra es una conocida cantante Boliviana de la que me ocupo en este espacio porque interpretó, allá por 1996, algunas de las canciones en aymara que desde entonces son más conocidas en Bolivia. Sigue leyendo

Publicado en traducción | Etiquetado , , , | 21 comentarios

TV en aymara y gobierno indígena

17

Evo Morales ¿es un presidente indígena? ¿acaso socialista? ¿habla aymara o quechua? ¿utiliza siempre el aymara en el ejercicio de sus funciones oficiales? Sigue leyendo

Publicado en política | Etiquetado , , , , , | 17 comentarios

¿Por qué (no) necesitamos el aymara estándar?

25

El aymara mayachata (o si prefieren mayacht’ata) —la norma que unifica la manera de escribir correctamente la lengua para cualquier país del dominio lingüístico, para cualquier situación posible, para cualquier tema imaginable, para cualquier individuo (ya sea joven, adulto, intelectual o escolar) para receta de cocina, libro de cuentos, nota periodística, acta de reuniones o los evangelios sinópticos— es algo que nosotros seguramente no necesitamos. He aquí algunos motivos para ello. Sigue leyendo

Publicado en actitudes | Etiquetado , , , , , , , | 25 comentarios

Globalistas y telúricos: entendiendo el fatalismo aymara

3

Los aymaras contemporáneos tenemos un vicio que se escribe con nueve letras: fatalismo. ¿Y qué es el fatalismo sino el firme convencimiento, casi religioso, de que nada se puede hacer para cambiar el futuro y que lo que tiene que ocurrir va a ocurrir de todas maneras? Sigue leyendo

Publicado en actitudes | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios