Haciendo números en aymara

Revisando las cadenas de búsqueda mediante las que los lectores llegan a estas páginas, quien suscribe puede dar fe de la insistencia de algunos patrones muy claros, y cito algunos al pie de la letra: “lengua originaria aymara los numeros del 1 al 100”, “TRADUCCION EN AYMARA DE LOS NUMEROS UNO AL CIEN”, “numeracion aymara en el linguista” (sic), “SIGNIFICADO DE LOS NUMEROS AYMARAS”, “EN DONDE PUEDO ENCONTRAR NUMEROS TRADUCIDOS EN AYMAR DESDE EL NUMERO UNO AL CIEN”, “LOS NUMEROS TRADUCCION EN AYMARA” y otros que no se citan por evitar la reiteración. Así que, por la insistencia en la demanda, satisfago lo pedido.

Se discutirá más adelante (en otra entrada, quiero decir) sobre aspectos más sutiles e interesantes de la numeración aymara/aimara. Ahora nos ceñiremos a lo pedido. Naturalmente, es inútil listar todos los números del uno al cien, tal como insisten algunos lectores. Parece mucho más razonable hacer una descripción de cómo construirlos.

Aunque hay indicios de que no siempre fue así, el sistema de numeración del aymara/aimara contemporáneo cuenta en base diez, igual que el quechua, el castellano y las lenguas occidentales de referencia. A continuación los nueve primeros números cardinales:

1 Maya (Mä)
2 Paya (Pä)
3 Kimsa
4 Pusi
5 Phisqa
6 Suxta
7 Paqallqu
8 Kimsaqallqu
9 Llätunka

Nótese que los dos primeros numerales maya y paya exhiben dos variantes ( y ) que se usan cuando están en función de cuantificadores. Por ejemplos mä anu (es: un perro) y pä anu (es: dos perros), pero no maya anu ni paya anu.

Introducimos ahora otros numerales, alguno de claro origen castellano, que nos ayudarán a representar cantidades mayores que diez.

10       Tunka
100      Pataka
1000     Waranqa
1000000  Milluna

Finalmente añadimos un neologismo usado en las escuelas.

0  Ch’usa

Para mantener el espíritu de esta entrada y satisfacer la demanda del lector sin complicarle demasiado, vamos a basarnos en la notación (escritura) numérica occidental para llegar a la formación de numerales en aymara/aimara.

Dada una cifra cualquiera, por ejemplo 43, sabemos que, en virtud de la notación posicional a la que estamos acostumbrados, es fácil descomponerla en unidades, decenas, etc. Veamos:

43 = 4 decenas + 3 unidades = 4 · 100 + 3

Teniendo en cuenta que, en aymara/aimara, las decenas son regidas por tunka (10), las centenas por pataka (100), los millares por waranqa (1000) y los millones por milluna (1000000), podemos llegar a lo siguiente:

43 = 4 tunka + 3
43 = pusi tunka + kimsa
43 = pusi tunka kimsani

Nótese que las unidades, en caso de haberlas, se marcan siempre con el sufijo -ni. Sólo las unidades. El resto sigue un orden posicional que nos es familiar.

Otro ejemplo:

152 = 1 centena + 5 decenas + 2 unidades
152 = (pataka) + (5 tunka) + (2)
152 = (pataka) + (phisqa tunka) + (paya)
152 = pataka phisqa tunka payani

Nótese que, en caso de que estemos ante una centena, o una decena, etc., no tendríamos respectivamente mä pataka ni mä tunka, sino solamente pataka y tunka. Esto es válido para decenas, centenas y millares. En lo que respecta a los millones, quizá por influencia del castellano, sí se pueden oír cosas como mä milluna (es: un millón).

Intentemos otra cifra mayor, esta vez sin unidades ni centenas.

4030 = 4 millares + 3 decenas
4030 = (4 waranqa) + (3 tunka)
4030 = (pusi waranqa) + (kimsa tunka)
4030 = pusi waranqa kimsa tunka

Vemos que, al no haber unidades, tampoco finalizamos con -ni. Sería incorrecto —aunque no en todas las variantes de la lengua— decir pusi waranqa kimsa tunkani.

Vayamos a cifras definitivamente más grandes.

3135002 = 3 millones + 135 millares + 2 unidades
3135002 = (3 milluna) + (135 waranqa) + (2)
3135002 = (kimsa milluna) + (pataka kimsa tunka phisqa waranqa) + (paya)
3135002 = kimsa milluna pataka kimsa tunka phisqa waranqa payani

Ojo, aunque 135 (ay: pataka kimsa tunka phisqani) sea el número de millares, no podríamos jamás expresar 135000 como pataka kimsa tunka phisqani waranqa (con -ni) ¿Porqué? Porque ese phisqa no corresponde al orden de las unidades, sino al de los millares. Por el contrario, como observamos más arriba, es paya quien pertenece a las unidades, estando marcado como tal con -ni. Resumiendo esto en una regla de fácil comprobación, diríamos que -ni no puede darse en el interior de una construcción numeral; si se da, ha de darse siempre al final de la misma.

Con lo proporcionado hasta aquí, el idioma aymara/aimara puede contar hasta el orden de magnitud de los cientos de miles de millones, que es más que suficiente para satisfacer cualquier necesidad de la vida diaria. De hecho, la presencia de milluna —de poco uso en la actualidad— en el idioma, obedece a un triste pasado de inestabilidad monetaria donde, especialmente en el Perú, a finales de la década de 1980, el primer gobierno de Alán García hizo conocer a la población la experiencia de la hiperinflación. En aquella época fue necesario para el aymara/aimara tomar del castellano el término milluna para ajustarse al nivel de los precios de entonces.

Corriendo el riesgo de equivocarme, quizás el número más alto al que podríamos referirnos sería este: 999999999999, es decir llätunka pataka llätunka tunka llätunka waranqa llätunka pataka llätunka tunka llätunka milluna llätunka pataka llätunka tunka llätunka waranqa llätunka pataka llätunka tunka llätunkani. Después de esta cifra empiezan los billones, cuyo uso resulta innecesario entre los aymaras contemporáneos y es ciertamente bastante infrecuente entre castellanohablantes.

Para terminar, una advertencia: con ánimo de simplificar, en esta entrada se ha obviado el fenómeno de la elisión vocálica, escribiéndose todos los ejemplos como si ésta no se diese, cuando en realidad sí se da. Téngalo en cuenta el lector.

Related Posts with Thumbnails
Esta entrada fue publicada en gramática aymara, léxico y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Haciendo números en aymara

  1. octavio lopez quenta dijo:

    es muy importante saber los numeros en aymara, tanto como profesionales y no profesionales. Demostranto con echos no solamente con palabras.serems orgullosos de nuesta cultura. Qe es aymar.

  2. Victor Hugo ROMERO MANRIQUE dijo:

    Mi estimado Condorito: Hacen muchísimos años que me alejé de mi amado pueblo de Juli. He olvidado gran parte de mi universo vocabular aymara. Vivo en Lima. (Soy viejo periodista y escritor), Cuando, por la calle, encuentro un kolla como yo, lo abrazo fuertemente y le hablo en nuestro idioma. Algunos se sienten ofendidos, pero….. felizmente otros (otras, diré) me contestan y al rato estoy !Oh milagro!) hablando con cierta fluidez. !Gracias, por vuestro muy valioso trabajo difusor de nuestro Aymara!! Estaré visitando su ventana, para repetir, emocionado, lo dicho por el hno. Maya Jorge Cocom: !Tu idioma es la casa de tu alma! Ahora me despido: “Walpin munat jilatanaka, !Akan wastat jakisiñcama!” (Si lo dije mal, corríjanme, porfa.)

  3. rockera dijo:

    quisiera que pongas el sistema de numeraion de las 36 etnias de bolivia a y sigue adelante me gusta esta pagina XD

  4. Angeles Camila dijo:

    me gusta su pagina,siempe entro
    sigan adelante
    con mucho cariño
    Angeles Camila Carrasco Maldonado
    correo
    pepiselegna_08 arroba hotmail punto com

  5. hoshin choque cáceres dijo:

    agregar mas numeros en aymara

  6. karla taucana dijo:

    me gustaria aprender mas de mis tribus mi herencia y no encuentro mucha informacion de eso.

  7. Manuel de 12 años nacionalidad boliviana dijo:

    ME PARECE BIEN EXPONER NUESTROS NUMEROS PORQUE SON NUESTRO Y ES MUY INPRTANTE ACERCAR NUESTRA CULTURA A OTROS PAISES Y NO PERDERLA

  8. lau (desde Chile) dijo:

    ploooooooop

Deja un comentario