¿Por qué (no) necesitamos el aymara estándar?

El aymara mayachata (o si prefieren mayacht’ata) —la norma que unifica la manera de escribir correctamente la lengua para cualquier país del dominio lingüístico, para cualquier situación posible, para cualquier tema imaginable, para cualquier individuo (ya sea joven, adulto, intelectual o escolar) para receta de cocina, libro de cuentos, nota periodística, acta de reuniones o los evangelios sinópticos— es algo que nosotros seguramente no necesitamos. He aquí algunos motivos para ello.

  • janiwa!!El aymara ya es una lengua prestigiosa que no pierde hablantes frente al castellano y por lo tanto no es necesario que se escriba y que gane el prestigio de las lenguas escritas.
  • Está demostrado que ninguna de las grandes lenguas mundiales como el inglés, el francés, el castellano mismo, el chino, etc. necesitan variedades unificadas para escribirse y tampoco las tienen. En castellano, algunos periódicos escriben sin hache (h), otros cambian la elle (ll) por la ye (y) o la ese (s) por la zeta (z). No es importante que todos los hispanohablantes escriban igual y, por tanto, tampoco es importante que los aymaras lo hagan.
  • Las normas son incompatibles con la democracia. No necesitamos nada que sea normativo. Por eso las normas solamente se aplican a las lenguas de países que están bajo tiranías, como Corea del Norte, Bielorrusia o alguno de esos países árabes donde hay revoluciones.
  • No necesitamos asumir retos nuevos de la modernidad. No necesitamos que el aymara sea una herramienta útil para una sociedad contemporánea, con radio, televisión, libros, revistas y leyes. Preferimos que el aymara sea hablado solamente por personas mayores de 50 años y que la lengua se asocie únicamente a las actividades del campo, a los abuelos, a la música y al baile. No queremos nada moderno para el aymara. Queremos los aymaras seguir siendo “folclore” para siempre.
  • No queremos que nuestros hijos hablen aymara y eso sería más difícil si tenemos una norma escrita y prestigiosa que se pueda usar en el sistema educativo. Nuestros hijos podrían aprender aymara y no queremos eso.
  • Hemos renunciado a todo futuro para la lengua y la actualización normativa del aymara sería incompatible con eso.
  • Es mejor sentir aprecio sentimental por las pequeñas variedades locales de la lengua, por lo anecdótico y por los particularismos dialectales que tener la posibilidad de impulsar decisivamente a toda la lengua con un mayachata unificado, prestigioso y funcional. Los incas no escribían y por eso un aymara escrito y actualizado “ensuciaría” la autenticidad de la lengua. Es preferible un idioma aymara muerto en la autenticidad del ruralismo que un idioma aymara modernizado, urbano y “contaminado”.
  • No tenemos urgencia para pensar en esto. El aymara y el quechua no están ni estarán en el Atlas de las Lenguas en Peligro de la UNESCO, edición 2010. Tenemos mucho tiempo para actuar. La lengua aymara no está en emergencia.
  • La lengua aymara no necesita ser impulsada porque no tiene enemigos. No existe vergüenza, racismo ni discriminación al hablante de lenguas amerindias. Los periodistas no se burlan de gente originaria como la congresista Hilaria Supa. Martha Hildebrandt es una mujer muy comprensiva que apoya las lenguas amerindias en el Congreso.

Como siempre, hermanos, solo hay que hacer las preguntas adecuadas.

Related Posts with Thumbnails
Esta entrada fue publicada en actitudes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

25 respuestas a ¿Por qué (no) necesitamos el aymara estándar?

  1. enzo fernando costa dijo:

    No soy un lingüista, sino simplemente un poliglotista, es decir, un aficionado al estudio de las lenguas sin tecnicismos, y a los efectos de apreciar sus mecanismos gramaticales, y la forma como resuelven la comunicación del pensamiento. Es desde la óptica de ese interés cultural, que me atrevo a dar mi opinión.
    En mi afición a las lenguas, he incursionado en las europeas tradicionales, las asiáticas más influyentes, las clásicas de Occidente, y finalmente he querido reiteradamente adquirir una idea suficientemente práctica y completa de las lenguas originarias de América. Y aquí me encontré con varios escollos que resumo: 1) la falta de textos autodidácticos hechos con un sentido práctico, moderno, y con buena didáctica; 2) la falta de gramáticas simples y didácticas, al estilo de lo que para las lenguas convencionales hacen “Assimil”, “Teach Yourself”, etc.; 3) la falta de uniformidad en la escritura, que da la sensación de desorden y de incoherencia (como sucedía con el Chino romanizado antes de que los chinos continentales unificaran la versión actual y oficial en la ONU).
    Por eso me permito sugerir que si los pueblos originarios se interesan en mantener sus tradiciones, pero al mismo tiempo despertar el interés cultural y lingüístico en un mundo complejo, deben estandarizar la escritura, aunque por supuesto no en las variantes y modismos morfológicos locales de cada región. Es un trabajo que requiere colaboración mutua, organización, y método: una prueba de fuego para la defendida identidad, y no un peligro para ella.
    Me encantaría poder contar alguna vez con una bibliografía que respondiese a los tres requerimientos mencionados, en el caso del Aymara y de las demás lenguas originarias, y poder así satisfacer un interés reiteradamente frustrado en materia de América. Estoy seguro de que hay un mercado cultural y editorial que sería muy interesante para los países latinoamericanos con idiomas indígenas propios, y no sólo en América, sino para todo el mundo. Sólo es cuestión de unificar escritura y simplificar el acceso a la gramática, con métodos modernos y didácticos que no incurran en las habituales complejidades al uso de los lingüistas “académicos”.

    • A. Condori dijo:

      Gracias por tu comentario, Enzo. Trataré de ser breve en la respuesta:

      Estoy completamente de acuerdo contigo en la falta de instrumentos que mencionas, en lo que se refiere al aymara. Sin embargo la situación “social” de la lengua también es explicativa de una parte de lo que cuentas. Quiero decir que, obviamente una lengua de un pais emergente y pujante como China, o lenguas sobre las que descansan las nacionalidades de los países europeos, algunas como el castellano, empezadas a estandarizar desde finales de la Edad Media… bueno, obviamente todo eso explica por qué motivo hay cursos de Assimil de chino mandarín, de alemán y no de aymara que es una lengua que está en proceso de sustitución, con un “share” demográfico cada vez menor y que, por mucho Evo Morales aymara que venda el marketing interno del Estado boliviano, es una lengua que pierde hablantes, como bien indica la UNESCO. Entonces, aunque actualmente tenemos esfuerzos genuinos desde el lado del aymara (por ejemplo, la asociación JAQI ARU), tenemos una lengua en recesión que mucha gente se pregunta por qué habria que escribir o hablar en ella. Incluso el aprendizaje del aymara se veia como una excentricidad propia de occidentales hasta no hace mucho (ahora hay muchos cursos de aymara en La Paz y una concurrencia boliviana creciente). Todo esto permite imaginar por qué motivo la aproximación más didactica al aymara viene de Estados Unidos. Se trata de un libro de iniciación al aymara escrito por el prof. Miguel Huanca titulado “Aymar Arux Akhamawa” (“el aymara es así”) y que se usa en los cursos de aymara de las universidades de allí (me consta que se ha usado en la U. de Chicago, quizá se usara en los cursos de aymara de Cornell y debe estar usándose en la U. de Illinois en Urbana-Champaigne, donde es el último paradero que le conozco al Sr. Huanca). El libro está en inglés y es una iniciación super básica en sufijos y en vocabulario a la lengua de Tupax Katari.

      En lo que se refiere a la escritura, el asunto del alfabeto está solucionado desde hace 30 años. Todos los aymaras que saben escribir en aymara (hay mucha gente que escribe solo por su propia intuición fonética) escriben con los mismos signos estandarizados y los 3 países del area aymara utilizan estos mismos signos aprobados en los años 80. El quechua es algo completamente distinto en esto de la escritura. Las luchas internas sobre cómo escribir estan hoy en día aún muy vivas.

  2. estimados amigos yo entiendo que hay muchas lengua que tienen mucho popder y que con el tiempo, bueno han entrado en una formalizaciòn para poder subsistir, claro esta que el castellano es una erraminta valida para solo la traducciòn de de muchas lenguas del mundo, pero no es una lengua con la que se puede identificar los momentos geograficos que nos rodean, talvez esto no se pueda entender por el momento, todos los nombres geograficos del mundo son milenarios y solo lo puede identificar la lengua mas antigua de la tierra, yo modestamente puedo asegurar que esta lengua es el AYMARA, solo pienso que no podemos seguir en la innorancia, claro que para esto tenemos que hacer un travajo titanico en todos los campos geograficos(geografia en la extencòn de la palabra) se deve entender que la garan mayoria de los nombres geograficos del mundo , estan puestos en abravituras y solo el AYMARA los puede identificar, mas no el castellano por egemplo la palabra peru, esta palabra el español lo deformo, la palbra es WIRU el español solo balbusio y salio peru, pero que significa esta palabra tiene dos abrebiaturas WI,, la palabra comleta es WILA (sangre) el termino RU, es la abrebiatura de la palabra URU (dia) formandon la oracòn dice DIA DE SANGRE para corroborar esto porque dia de sangre,es por el acontecimiento del amanecer las nubes que por las mañanas se forman en el oceano pasifico son de color blanco hacen su recorrido de oeste a este la altura de la cordillera naturalmente el contacto de las nubes con los rayos solares a la nubes de color blanco lo torna de color rojo y de esto su nombre de este lugar WILA URU para que no se pierda en el tiempo las abreviaturas WIRU, esto no lo puede identificar el castellano como ya lo dige solo sirve para la traduccòn, si algun amigo quiere saver mas pus pregunten que gustoso compartire con todos los que lo desen gracias,

  3. con todo resoeto a los que estan opinando, sobre la lengua AYMARA, primero, no se trata de estandarizar la lengua se trata de encontrar valores que le sirvan a la hunanidad, por egenlpo encontrar un turismo real y no supuesto, en otras palabras representativo y no figurativo, esto la lengua AYMARA lo puede hacer, que se consiguira con esto , travajo en el campo turistico, luego en la educacci’on, recuperaci’on de valores ancestrales, la identificac’on de las formas geogr’aficas, no solo del peru sino anivel del mundo en un 90 por ciento, el AYMARA identifica a todo lo que se llama geogr’afia que, ninguna otra lengua del mundo lo hace, por ultimo el AYMARA identifica a todos los elementos de la naturaleza, en la medicina mediante la toponimia se puede encontrar cada planta para que dolencia o mal sirve, la lengua AYMARA IDENTIFICA A LOS TRES REYNOS DE LA NATURALEZA, solo que este campo de la toponimia es un tema que siempre a estado ahi, pero que no asido tocado, por que para ello se tiene que utilizar 7 metodos validos, ojala pudeiran las autoridades entender esto, la humanidad se lo agradecria, por que esto no es cualquier cosa,

    • A. Condori dijo:

      Gracias por su comentario, amigo Berlinder. Quizá no ocurra esto en las lenguas grandes, pero en las lenguas pequeñas, como el aymara, la fijación de un estándar es un paso necesario para asegurar su futuro, y más necesario aún ya que carecemos de un estado que pueda respaldar la lengua.

      Obviamente, cuando digo que es una condición necesaria, no quiero decir con esto que sea una condición suficiente. Sin un estándar, hoy lenguas como el flamenco (Bélgica), el holandés, el checo o el euskera (vasco) no hubieran podido pasar a una siguiente etapa en la lucha por su existencia.

      Es fácil decir que no hace falta estandarizar cuando la lengua de la que usted parte, el castellano, tiene un poderoso estándar. ¿Vamos a negarle esa herramienta al aymara?

      • berlinder dijo:

        A. Codori, el día de ayer deje otro comentario pero párese que se borro, bueno a mi me gustan estas cosas que me he compenetrado tanto. con alegría digo soy un investigador, me llena de felicidad saber que hay otras personas que se preocupan, por difundir los legados que nos dejaron nuestros ancestros, bueno yo no fui a la universidad porque si no estaría pensando igual que los profesionales, que quieren mucho formulismo por que así lo requiere, la real academia de la lengua en este caso la lengua española, mas de lo mismo, con esto truncan el camino a decir las grandes verdades, no me opongo a esto, pero los métodos que utilizan,no llegan a descifrar todas la verdades que nos entrega la lengua AYMARA, ninguna lengua del mundo nos entrega trabajos, mediante la DIALÉCTICA, ni tampoco mediante el PENSAMIENTO IDEAL campos estos que componen la TOPONIMIA, yo se que es difícil entender esto pero yo si puedo, y par ami la lengua mas antigua de la tierra es el AYMARA CON LA QUE SE PUEDE IDENTIFICAR CUALQUIER NOMBRE GEOGRÁFICO, en todos sus niveles del mundo y en cualquier lengua que este, por que es la madre de todas las lenguas del mundo, aunque a muchos ne les guste pero así es, con estos principios se puede estandarizar muchísimas cosa del mundo lingüístico, A Condori no pretendo decir que se mucho pero de lo poco que e aprendido, quiero compartir con todos los que deseen saber sobre la lengua AYMARA asta pronto,

  4. Berlinder Reyes Vergaray dijo:

    claro que la sra. marthahildebrant`s tine que desaprovar esto porque ella no es peruana. porque tine apellidos EUROPEOS y no save el AYMARA nada lo inbito para hablar de la toponimia AYMARA

  5. Roger Gonzalo dijo:

    Janiwa!!

  6. carles albiol dijo:

    He encontrado este blog y como catalán me gustaria hacer algunos comentarios, sobre el tema de crear una norma standar quiero comentarles que el catalán lo solucionó aceptando las diferentes acepciones de cada sitio, así niño se puede decir i escribir :
    nen, xiquet, al.lot, puesto que es como se dice en diferentes partes donde se habla catalán.
    La estandarización y el tener una norma (que sea lo más amplia posible) permite el aprendizaje de la lengua así como impulsar la edición de libros, periódicos, etc, incluso una wikipedia en la lengua, TV…
    Les animo a todos a mantener viva su lengua, puesto que perder una lengua por muy pequeña que sea es un desastre para la humanidad.

  7. Rosa dijo:

    Me ha gustado todo lo escrito en la página de “mayachat -Aymara” . Soy bolivian nacida en Oruro y mi lengua materna es el Aymara, aunque a los 5 años me separaron de mi familia dela cual no tengo noticias ni ningún tipo de contacto. Fui criada con una familia que me prohibió hablar mi lengua y me obligó a hablar solamente castellano. Me hubiera gustadopoder mantener mi lengua y mis costumbres y cultura.
    Me gustaría saber si alguien me puede sugerir algún libro sobre la cultura Aymara.

    También me gustaría saber si alguna persona me puede orientar o sabe como poder iniciar la búsqueda de algunos miembros de mi familia. Lo he intentado pero no he encontrado ninguna pista, ya sea por guías telefónicas, facebook ni por las radios de diferentes ciudades de Bolivia.
    A quién pueda ayudarme con alguna sugerencia le estaré muy agradecida.

  8. Corina dijo:

    La última fecha marcada es 21 de abril de 2011, así que posiblemente la discusión haya caducado. Soy doctora en Filología (lingüista), pero hace tiempo que no me interesaba por las lenguas americanas, por lo que no tenía idea de este conflicto que vive el aymara.
    Observo, Condori, que es usted un experto en el tema. Sé que es muy difícil, pero, por el bien de la lengua, conviene “enfriar” todo lo posible las cuestiones políticas y sociales cuando se pretende un prestigiamiento y estandarización de una lengua (aunque yo preferiría decir una “fijación por escrito” y una adecuación a los tiempos actuales, que creo que es lo que usted desearía. Esa adecuación se puede realizar de manera inconsciente, por el uso, o haciéndolo una persona a propósito, mediante la creación e incorporación de neologismos, gracias a diferentes estrategias que posee la propia lengua).
    La estandarización, como usted y otros internautas comentan, puede ser impositiva y se puede realizar a costa de las variantes regionales. Sin embargo, tampoco tiene por qué ser así necesariamente. La estandarización y la fijación escrita no tienen nada que ver con una tiranía. No debe usted ver a la lengua como un organismo vivo, ni como un ser humano (aunque la hablen seres humanos). Tenga en cuenta que las variantes regionales son eso: variantes. No sea que los árboles le impidan ver el bosque. En caso de necesidad, pueden ser desechadas del estándar sin que la lengua se resienta: para conservarlas existe, en primer lugar, el uso oral del idioma; en segundo, los lexicones o diccionarios; en tercero, las gramáticas específicas; en cuarto, los escritores y escritoras vinculados a la variedad regional. Estos cuatro recursos impedirán que desaparezca una determinada versión dialectal que no haya pasado a formar parte del estándar.
    Por otro lado, los lingüistas no trabajan como políticos, sino como científicos. Por ese lado, puede estar tranquilo. Localice a un verdadero lingüista experto en aymara, o bien a un lingüista que pueda capacitarse en la lengua aymara aunque ahora no la conozca. Por ejemplo, para la fijación escrita de los sonidos aymaras deberían tener ustedes en cuenta dos cuestiones científicas:
    1) Si existe alguna tradición de escritura en lenguas que formen familia con el aymara o que pertenezcan a su entorno cultural. En ese caso, convendría respetar esa tradición, porque ya está establecida, y que un experto en Fonología y Fonética hiciera la transcripción al alfabeto más internacional (que ahora mismo es el alfabeto latino: usado por el inglés, francés, español…).
    2) Si esa tradición no existe, entonces lo más sencillo sería recurrir a los símbolos del Alfabeto Fonético Internacional, lo que generará para el aymara una escritura fonética que facilitará su transmisión y aprendizaje. Si ustedes lo desean, el uso del alfabeto latino supondría menos costes económicos que otro alfabeto distinto, ya que la mayoría de las computadoras, y todo tipo de máquinas, utilizan el alfabeto latino. Así se ahorrarían ustedes dinero en la edición de su escritura (que tampoco es mal criterio).
    Por lo que respecta a la redacción de una gramática y a la necesidad de que los políticos se pongan de acuerdo… Bueno. No le quito la razón, pero vea: si espera a que los políticos hagan algo, a lo mejor espera para siempre. Por lo general, coinciden en el tiempo un buen número de propuestas de diferentes autores y, gracias a esa acumulación, se puede llegar a una fijación escrita que no sea sólo “la idea que se le ocurrió a Fulano”. Así que, aunque usted lo deteste, en realidad, que se acumule un buen número de propuestas particulares sería lo mejor en esta fase previa.
    Por otro lado, la estandarización de las lenguas europeas no la hicieron los políticos, sino los escritores literarios, los lingüistas y los científicos (desde el siglo X, en el caso del español). Sólo más tarde se incorporó la acción política: Alfonso X en el XIII, los Reyes Católicos en el XV, la RAE en el XVII. Y el empujón definitivo lo dio la difusión de la prensa. Por tanto, plantee su propuesta personal a los hablantes de aymara y a los lingüistas. Ellos, sin necesidad de plebiscitos, van a decidir en la práctica si aceptan sus propuestas o no. Pero también puede usted proponer una votación en Facebook.
    En cuanto al catalán, como usted sabe, el estándar es la variedad más prestigiosa según sus propios hablantes, o bien la variedad dialectal más común de una lengua. De modo que, en el fondo, aunque haya manipulaciones políticas en ella, es imposible que sea “impositiva”, ya que es, de por sí, la que utiliza la mayor parte de los hablantes de esa lengua. La cuestión del catalán no tiene nada que ver con lo que usted plantea ahora mismo para el aymara: el catalán sufrió una situación de diglosia en Cataluña desde el siglo XVI, en la que el castellano terminó siendo (por un conjunto de motivos) la lengua dominante y generando un caso de bilingüismo; sin embargo, hasta el siglo XV los castellanos apreciaban enormemente el catalán y el gallego y escribían su poesía en estas dos lenguas. El propio catalán estableció su estándar a costa de variedades dialectales menores, como el lemosín, que ya no existe. De modo que la estandarización es una cosa y el bilingüismo es otra: conviene deslindarlas para poder atajar los distintos problemas.
    Espero que este mail le sirva de ayuda.
    Por cierto, que de los temas de bilingüismo, diglosia y lenguas minoritarias se ocupan miles de estudiantes y profesores de todas las universidades del mundo; no entiendo por qué Pepe afirma sentirse “solo”.
    Un cordial saludo.
    CORINA

    • berlindre dijo:

      estimada corina con todo respeto, soy un combensido de que la lengua AYMARA, es una de las mas antiguas de la tierra, con la cual se puede indentificar cualquier nombre geogràfico del mundo , solo que na hay especialistas en esta lengua, por que se dice que hay diferentes modismos, por la tanto no se puede decir cual es la verdadera, verciòn, si el AYMARA, de BOLIVIA del PERU, de ARGENTINA, O de otra parte del TAWUANTINSULLO, a esto ultimo hago una salvedad, no es con (Y) es con doble a(ll) porque con esta si se puede dfesifrar esta palabra, es decir utilizando le TOPONIMIA, soy AUTODIDACTO por lo que pido disculpas por los errores ortografinos, estoy dispuesto a compartir mas con UD, asta pronto

      • A. Condori dijo:

        Berlinder, con todo respeto. Hay grandes especialistas en esta lengua como Juan de Dios Yapita (Instituto de Lengua y Cultura Aymara), Felix Layme (Universidad Catolica Boliviana), todos los docentes dedicados a la lengua en la UMSA y la UPEA, Elías Ticona (Universidad Arturo Prat, ANLA, Instituto de Estudios Andinos Isluga), la gente de las academias de la lengua (ANLA, en Chile, APLA, en Perú), eso sin contar los expertos extranjeros como M. Hardman (Universidad de Florida) o M. Coler (Universidad Libre de Amsterdam) y de los grandes gurús de la lingüistica andina, que tambien se ocupan del aymara, como R. Cerrón Palomino, W. Adelaar o P. Muysken. La verdad, decir que no hay expertos en esto es un poco arriesgado.

        • BERLINDER dijo:

          Respetede A. CORINA. con las disculpas del caso, confió en que hay muy respetados profesionales, pero creo que no han tocado el campo de la TOPONIMIA AYMARA, porque para tocar este campo se tiene que hacer a nivel del MUNDO, si UD, me dice que hay alguno, pues me alegrare mucho porque creo que es el comienzo, de un gran trabajo que solucionara muchos problemas del mundo, empezando por dar trabajo a mucha gente, en diferentes campos, turismo, educación, medicina, minería, y en todos los campos geográficos del MUNDO, por favor cite me a alguno, de los que me nombra que hayan escrito algún liBro de toponimias AYMARAS, estaré muy agradecido, porque no encuentro estas lecturas, por lo menos en Internet asta pronto respetada,

  9. Octavio dijo:

    Hola que tal…bueno nose que buscan los expertos en la lengua con eso de estandarizar el idioma aymara,si los verdaderos expertos son nuestros abuelos , un ejemplo mi abuelo que ya murio , no sabia el idioma hispano y hablaba sus poemas , musica , cuentos , etc… totalmente en aymara y yo aprendi de el por lo menos me la se un 80 porciento del idioma. Me gustaria hablar todo en aymara ; mi pc , libros , celular , nombre , etc….. Bueno eso digo yo pero el resto que sabe el idioma aymara no dice lo mismo mandan asus hijos a aprender ingles , frances , italiano , etc… pero donde esta el AYMARA , su propia gente lo condena , creo que es la ignorancia…
    La esperanza es lo ultimo que se pierde.

  10. Pepe dijo:

    Hoy he tenido mucha suerte: he descubierto este blog. Yo escribo un blog sobre la diversidad lingüística, centrado en el caso catalán (linguodiversitat.wordpress.com) y me sentía un poco solo, ya que hay poca gente que hable de esos temas. Tengo que decir que he leído varias entradas y tus argumentos me parecen muy razonables y bien expuestos. Me han permitido conocer la situación del quechua y el aymara y la existencia de personajes tan esperpénticos como esa tal Hilde (que desgraciadamente tiene equivalentes en España, como el Sr. Mayor Oreja, que dice estar orgulloso de que su abuelo no le transmitiera la lengua vasca. Algunos, con razón, le llaman Jaime Mayor Oreja Menor Cerebro). Me parece interesante lo que a veces subrayas sobre Europa: parece el paraíso del progreso y las libertades, pero no hay lugar para las lenguas minorizadas (que no minoritarias, mi lengua por ejemplo tiene 10 millones de hablantes). Amparándose en la utilidad y la economía se nos dice que no se puede utilizar nuestra lengua en el parlamento europeo, a pesar de ser tan europea y tan aceptable como las veintitantas que sí que se hablan allí. Y nos dicen que no estamos tan mal, que España nos ha respetado y que en Francia están peor. La verdad es que a los catalanes, los vascos, los gallegos, los occitanos etc. nadie nos ha regalado nada y hemos tenido que luchar mucho para conseguir lo que ahora tenemos.
    Pero aún queda mucha lucha por delante.
    Adelante. Lucha por tu lengua. Porque ser hablante de una lengua no puede ser nunca una vergüenza sino un orgullo. Y porque todos unidos, luchando, podemos conseguir lo que nos planteemos. Gracias por escribir este blog!

    • A. Condori dijo:

      Bueno, Pepe, gracias por tus palabras tan amables. Solamente quiero decirte que la pasión y la inteligencia que los catalanes exhiben en la defensa de su lengua propia es totalmente ha inspiradora para todos los que defendemos lenguas minorizadas. Me siento muy agradecido por haber conocido a notables catalanes que activaron en mí la conciencia de que lo que ocurre con una lengua minorizada no es normal y debe ser combatido.

  11. Matt dijo:

    Continuando, en este punto creo que lo más importante es impulsar la producción de materiales escritos en la lengua, especialmente en Perú. No creo que la estandarización le haga un favor a nadie, sí dando lugar una “variante prestigiosa” claramente definida y arbitraria.

    Original en inglés:

    As a follow-up, I think at this point the most important thing is to encourage written production in the language, especially in Peru. I don’t think standardization will do anyone any favors and will only result in a clearly-defined and arbitrary “prestige variant”.

  12. Matt dijo:

    Mi miedo a la estandarización es que el modelo será el de Bolivia/La Paz (usando la nomenclatura de Briggs, Aymara Norteño), que difiere notablemente de otras variedades. La estandarización es buena hasta cierto punto, por ejemplo en lo que respecta a la ortografía, pero codificar todas las tendencias gramaticales de la lengua se haría a expensas de la diversidad documentada y de los esfuerzos en educación. Que expertos autoproclamados le digan a la gente que empieza a escribir que su gramática es incorrecta solo dificultará que la gente escriba y desalentará a los neófitos en la escritura los cuales temerán ser criticados. Por ejemplo, solo hay que fijarse en la estupidez inherente a gramáticas inglesas como la de Strunk y White. ¿Por qué tendría el aymara que lastrarse igual?

    Original en inglés:

    My fear with standardization is that the model will be Bolivian/La Paz (i.e. in Briggs’ terms, Northern Aymara), which differs remarkably from the other varieties. Standardization up to a point is great, for example with respect to orthography — but codifying all grammatical tendencies in the language will come at a consider expense for the documented diversity and educational efforts. Self-professed experts telling new writers of a language that their grammar is wrong will only hinder production and turn off new writers who fear being criticized. Just look at the idiocy inherent in English grammars like “Strunk and White” as an example. Why should Aymara burden itself similarly?

  13. Amazilia dijo:

    Y por que no lo hacen? Bueno supongo que en algún post lo habrás dicho, pero ese “lamento boliviano” de siempre ya cansa, just do it.
    Es decir cual es el problema o problemas que impiden que haya un Aymara o Quechua escrito estandarizado?, por que supongo que son los lingüistas que son los que tienen el problema pues ellos son los que estandarizan no?
    En México, en Tzeltal, una lengua hablada en una región mucho mas pequeña que donde se habla el Aymara, se respeta en la grafía las formas que cada pueblo pronuncia, es decir, sí, supongo que hubo una estandarización pues todos los que leen pueden entenderse pero hay variaciones que se escriben diferente y ellos saben de que en tal pueblo se escribe así, lo interesante es que esto me lo contó un campesino que sabia leer y escribir en su lengua. Bueno no sé exactamente el proceso pero me decía: “así se escribe en Oxchuc pero nosotros escribimos diferente y también usamos esto y aquello como los de Bachajon”… Parece que la iglesia había capacitado a muchos catequistas para que pudieran escribir y leer en su lengua. Me pareció fantástico, ojala que algún día suceda eso en Perú. Para ello se necesita que personas dedicadas a ello, se esfuercen y traten de llegar a la gente, se que tu criticas la indiferencia de los hablantes pero no puede ser que TODOS sean indiferentes debe haber algunos que no lo son, jóvenes que quieran rescatar su lengua, y pues a juntarte con ellos y enseñarles como se podría hacer, por que tu eres el que tiene el conocimiento… y siempre te pones como si no fueras de ese colectivo, si tu apellido no es verdadero o ya no tienes ninguna identificación con lo indígena, hazlo al menos por el amor a la lengua Ayamara que eso si trasciende en tus posts, pero una actitud pesismista no te lleva a nada, como dice el dicho se parte del cambio que quieres ver.
    Y sobre las elecciones no vas ha comentar?
    Saludos

    • A. Condori dijo:

      Gracias, Amazilia, por tus reflexiones y tus comentarios.

      Veo que el post suscita una pregunta casi inmediata que tú verbalizas con total precisión: “¿y, por qué no lo hacen?”. Jose Luis Sampedro solía decir algo así como que “los que quieren no pueden y los que pueden no quieren” que creo que, aparte de ser una frase ocurrente, describe bastante bien la situación.

      Lo que dices es muy lógico: “los lingüistas son los que tienen el problema, pues ellos son lo que estandarizan ¿no?” Esto sería lo que ocurriría en un contexto normal donde un gobierno de signo originario desease dar un impulso decisivo a una lengua americana como el aymara y para ello encargase la estandarización de la lengua a un conjunto de lingüistas, o comisión ad hoc, o institución normativa, como se va a hacer en Paraguay con el guaraní. Hasta aquí viene lo que sería normal. El problema es que una variante estándar no es simplemente una variante del aymara sino una decisión que se toma para privilegiar ciertas formas y excluir otras, algo que, al ser una decisión, tiene que haber una instancia con poder para tomarla y, llegado el caso, con poder para implantarla. De nada sirve que alguien cree un estándar si otros tantos individuos salen cada uno con su invento normativo. Lo que quiero decir es que gran parte del problema que se presenta aquí es un problema político: primero, el gobierno de los pueblos no tiene el asunto en su agenda -algo increíble- y por tanto estamos en el segundo periodo de Evo Morales en una total sequía al respecto y ni siquiera algunos de sus gurús más renombrados ven que esto sea necesario y urgente; segundo, una falsa percepción de lo que debe ser la democracia comunitaria hará imposible implantar esto por el simple hecho de que habrá sido preparado por lingüistas y no por campesinos.

      Si yo fuese el Presidente mandaría al MINEDU boliviano a entenderse con el MINEDU peruano al menos, luego seleccionaría a expertos sobre este asunto (y no son muchos los que hay) y les diría que tienen un presupuesto y un plazo de N meses para presentar una propuesta conjunta de estándar completo (ortografía, no solo alfabeto, terminología, etc.) que el gobierno se compromete a aprobar y a utilizar en todas sus publicaciones en aymara. Luego explicaría a los que tienen que usar el estándar los detalles del mismo y dejar claro que es obligatorio para trabajar con o para el estado. Con eso tendríamos un estándar y lo aplicaríamos. Sé que mucha gente encontrará inaceptable no consultarle a los pueblos pero en ninguna de las grandes lenguas estandarizadas del mundo se han hecho asambleas comunales para definir la ortografía u otros aspectos. Cuando yo escribo “hoja” con hache y no sin hache no lo hago porque una asamblea general democrática de hispanohablantes haya decidido que sea así sino una instancia con autoridad indiscutible. El hecho de que tú y yo usemos la hache correctamente significa que eso funciona (un gobierno, una academia, una fuerte tradición literaria). Por eso lo que me cuentas del Tzeltal me parece fantástico y muy democrático pero no me parece una unificación normativa y también me parece que, si es así, el tzeltal está renunciando a la potencia de un estandar unificado como el del francés, el alemán o el castellano. Cada uno sabrá lo que quiere pero yo quiero para el aymara lo mismo que otras lenguas occidentales bien asentadas quieren para sí mismas y no que cada pueblo o aldea escriba de forma diferente, porque eso, al final, resta credibilidad a la lengua como cunjunto y yo sí que quiero períodicos, revistas y educación universitaria en aymara pero ¿cómo va a poder ser eso posible si cada uno escribe como en su pueblo? Ojo, estoy hablando de escribir. Hablar es otra cosa muy diferente que no voy a tocar aquí.

      En Bolivia también las iglesias evangélicas impulsaron alfabetos como el CALA, que usaban las cinco vocales del castellano, pero llevamos unos 25 años con el alfabeto Único y finalmente se están pasando al alfabeto común de tres vocales. El alfabeto común, que ya lo tenemos, es acaso el 5% de lo que significaría estandarizar la lengua completamente.

      Por otra parte -y esto sí me preocupa, celebro que lo hayas comentado- nunca he dejado de identificarme con la nación aymara. Lamento que yo pueda dar esa impresión pero está claro que no estoy comunicando adecuadamente. Lo que sí no me identifico es con posiciones ruralistas o cosmovisivas. Creo que somos muchos los aymaras que nos percibimos como algo que trasciende lo puramente campesino. Sabemos de dónde venimos y conocemos las indiscutibles raices campesinas de nuestra nación. Los europeos del siglo XIX tambien buscaron sus señas de identidad en el campo durante el Romanticismo pero la actual identidad de los paises de Europa es una identidad urbana donde lo campesino y rural es un punto de partida pero no de llegada. Creo que muchos aymaras hemos elaborado eso, lo cual no nos hace menos aymaras aunque sí absolutamente nada ruralistas. Es otra forma de verlo. Me considero un aymara de mi tiempo y mis circunstancias, que no son las circunstancias de mi padre o las de mi abuelo. Creo que esta explicacion, aunque no fue solicitada, es pertinente y por eso la ofrezco.

      Sobre las elecciones solo puedo decir que, si gana Humala, las relaciones peruano-bolivianas se distenderán un poco y acabará el discurso oficial peruano sobre el peligro boliviano evomorales antisistema. Creo que García ha tenido un discurso muy paranoico al respecto y seguramente Humala no lo tendrá pero ¿quién lo sabe?

      • fyaniquez dijo:

        La lengua es ante todo un instrumento y no un fin, el español que se usan los adolecentes en los chats, el que usan cotidianamente los chilenos, bolivianos, etc. difiere bastante en muchos casos de las normas RAE, pero si bien escandaliza a algunos a otros les sirve para el fin primario que es la comunicación, el ingles no tiene RAE y no le va mal.
        Cuando vez las pajas en el ojo ajeno es justamente por que te es ajeno, por que no tienes una vivencia presencial, sensible del mismo, mi sugerencia es que estandar o no, ruralista o no aprendas el aymara o al menos lo intentes, lo demás me luce snob.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>